LA COMUNICACIÓN EFECTIVA LA CONFIANZA EN NUESTROS HIJOS


La clave para cualquier tipo de relación es la comunicación efectiva. La comunicación es como un puente que vamos construyendo desde el inicio de cualquier relación. Este puente se construye día a día comunicando lo que siento y siendo un medio seguro para que la persona que se relacione conmigo pueda expresar lo que siente y piensa sin temor a ser juzgado.

En el caso de nuestros hijos, la construcción de este puente es de vital importancia para el desarrollo de relaciones sanas. Nos toca como adultos enseñar a nuestros hijos que es la comunicación y los beneficios que esta tiene para el resto de su vida. Con los niños la única manera de enseñar es en base a la experiencia. Es decir, que el niño tenga una memoria celular de lo que es comunicarse efectivamente. De manera que se dé naturalmente en el resto de sus relaciones.

La pregunta es como hacerlo, nosotros como padres debiéramos ser la primera opción de nuestros hijos para comunicar cuando algo que sucede los atormenta. Sin embargo dado la manera en cómo los educamos (en base al miedo de equivocarse) resultamos ser su ultima opción.

Los hijos van aprendiendo a comunicar sus cosas a amigos con tal de no ser juzgados o escuchar el típico “Te lo dije”. Luego como padres surge la brillante idea de ser sus amigos para que nos cuenten todo y los involucramos en conversaciones no apropiadas para su edad, y aún así no lo logramos, el hijo decide no comunicarse para no dar más situaciones que resolver a sus amigo-padres.

La clave de una comunicación efectiva radica en comunicar cómo me siento frente las situaciones que viví en el día o que espero vivir en un futuro y así poder dar paso a comunicar lo que siento en el instante presente.

Primero empieza con una simple pregunta: ¿Hijo como te sientes? Y darle opciones: triste, alegre o enojado.

Segundo platicar como te sientes tu respecto a una situación que pueda a su edad comprender, fíjate que me puse muy enojada cuando se me cayo el café, me puse alegre cuando llamo la abuela y triste cuando llovió. Al dar ejemplos podemos preguntar a ti te ha pasado tu como te sientes en esas situaciones o donde experimentas esas emociones.

Tercero es una plática no un interrogatorio, también es válido que contemos historias de nuestra niñez y luego pedirles a ellos que nos cuenten algo similar.

Hacer a nuestros hijos parte de nuestra vida al comunicar nuestras emociones (sin hacerlos responsables de las mismas) favorece que ellos también nos hagan parte de su vida.

Las emociones son el pegamento de las relaciones.

¿ Y tú te comunicas o interrogas a tus hijos?

SIEMPRE ESTA BIEN SENTIR LO QUE SIENTO

¿te gustaría ser un Educador Emocional para tus hijos

o para los niños de tu comunidad?

Únete a la comunidad más amorosa 🥰

‼️No esperes más y haz clic aquí ahora‼️

👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️👇🏼⬇️

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017 Sadhak Yoga - Yogi Minds for Kids
Diseño web/ Web design: Factoria Creativa

info@yogimindsforkids.com