¡ EDUCAR A NUESTROS HIJOS PARA SER FELICES !


El éxito en la vida depende en un 20% del coeficiente intelectual y un 80% de la inteligencia emocional.- David Colleman.

Aprender a identificar las emociones propias y ajenas para poder gestionarlas y encauzarlas es fundamental para no perderse en el abismo de la frustración y tener una vida plena.

Una persona inteligente emocionalmente es aquella que es capaz de motivarse a sí misma, preserva en su empeño a pesar de las frustraciones, regula sus propios estado de ánimo, controla sus impulsos y agradece las cosas, evita que la angustia le paralice y empatiza y confía en los demás.

La inteligencia emocional se desarrolla a lo largo de toda la vida, no es algo estático. Por ello, lo importante no es con qué inteligencia nacemos sino qué hacemos con ella. La Inteligencia emocional no deja de crecer si se estimula.

Padres de Familia irresponsables, permisivos o ausentes generan el mismo sentido de desprotección e indefensión que Padres de Familia controladores, sobreprotectores y autoritarios.

Padres de Familia Responsables, Firmes y Amables educan hijos felices. Este tipo de Padres no pretenden evitar que sus hijos se equivoquen en cada error, fracaso o expectativa no cumplida, la oportunidad de enseñar a sus hijos a crecer en el amor.

Al pretender que un hijo no se equivoque se genera culpa, que es el pegamento de la emoción. El miedo a equivocarse genera culpabilidad, lo que impide que se procese de manera efectiva la emoción, generándose períodos prolongados de ansiedad y depresión.

Si queremos que nuestros hijos sean felices debemos acompañarlos en sus emociones.

Una tristeza o enojo es la respuesta que el cerebro da al ambiente de peligro que está percibiendo, es decir a un dolor real o imaginario. Acompañar a nuestros hijos en sus emociones, es ayudarlos a transformar el dolor. Un dolor acompañado es un dolor trascendido y el niño se hace más resiliente al dolor, es decir frente a una situación que lo haga sentir vulnerable no se detendrá y ni tampoco atacará.

Acompañar a nuestros hijos en sus emociones es la mejor manera de trascender nuestros propias heridas y educarnos a nosotros mismos en el amor.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017 Sadhak Yoga - Yogi Minds for Kids
Diseño web/ Web design: Factoria Creativa

info@yogimindsforkids.com