Descubre qué tipo de Padre o Madre eres y las Heridas Emocionales que Causas en tus Hijos.

¿Sabías que el 95% del comportamiento limitante de un niño tiene una raíz emocional? El único lenguaje que entiende la Mente es la emoción, sin emoción no hay aprendizaje. El cerebro procesa el ambiente emocional que se vive en casa y brinda de manera inconsciente el mejor comportamiento al niño para sobrevivir a ese ambiente.

Los niños de los cero a siete años generan su mente absorbente, es decir van guardando una serie de información (como un disco duro de una computadora) para generar un comportamiento adecuado, que les permita sobrevivir al ambiente en que están expuestos la mayor parte del tiempo (en casa). Para la mente, dolor es igual a muerte, el niño empieza a guardar la información dolorosa para evitar volver a sentir este dolor más adelante en su vida.

La mente empieza a generar un comportamiento que lo proteja de ese dolor en particular. La niñez es la única etapa en la que el ser humano depende de alguien más para sobrevivir. El niño sin un adulto no puede cubrir sus necesidades básicas de supervivencia (alimento, casa, ropa y descanso). Los padres invertimos mucho tiempo en proveer estas necesidades, nos enfocamos en lo material y muy poco en lo emocional. Siendo la parte emocional la que modela el comportamiento del niño, la que hará sentir al niño que sus necesidades están cubiertas y por consiguiente lo harán sentir seguro, confiado, suficiente y con una gran autoestima.

Para el cerebro sentir atención es igual a amor y amor es igual a alimento. El cerebro del niño al no contar con la atención de sus padres sentirá que muere, se encenderá un foco neuronal de supervivencia a ese dolor y en respuesta le brinda a el niño un comportamiento que lo salve de ese dolor. Por ejemplo, una armadura emocional que lo proteja como es el caso de los niños retraídos e inseguros o un comportamiento demandante como es el caso de los niños agresivos o inquietos. ¡El cerebro solo distingue de la emoción no de la razón! El cerebro del niño obtiene la atención de sus padres solo cuando se comporta inseguro o inquieto y aprende a seguir haciéndolo para sobrevivir.

Identifica que tipo de Padre o Madre eres en la siguiente imagen y la herida emocional que estás causando en tu hijo, que a su vez genera su comportamiento. ¡Modifica tu actuar e imprime una emoción diferente en el cerebro de tu hijo! Cubre su espacio emocional y genera en tus hijos un comportamiento que muestre seguridad, suficiencia, confianza y una gran autoestima. ¿Te gustaría tener información más detallada de cómo lograrlo?

Suscríbete a nuestro salón virtual para padres y te haremos llegar un recurso para que sanes tus heridas emocionales, cambies tu comportamiento con tu hijo y no generes en tu hijo una discapacidad emocional.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017 Sadhak Yoga - Yogi Minds for Kids
Diseño web/ Web design: Factoria Creativa

info@yogimindsforkids.com